Tu futuro lo haces tú. Todos tenemos el poder de crear la vida que queramos, lo podemos usar o lo podemos entregar.

Posted on Posted in Vivir

Mi futuro quería saber y…

Si, debo confesarlo,

si fui a leerme las cartas con una bruja

y en los primeros 30 segundos de la consulta me dijo que yo estaba casado.

Yo le respondí que no, que yo era soltero y ni tenia novia.

Entonces ella dijo: “Pues tú te vas a casar muy, pero muy pronto” .
Y siguió con la consulta.

Lo que ocurrió a partir de que salí de allí, fue que cada vez que me acercaba a una mujer soltera, me acercaba con mucha precaución.

Y sí, ya yo olía a casado, pero no lo sabía.

Unas semanas después, conocí a quien es mi esposa y que un año después nos casaramos.

Pero eso no quita que tuve que cortejarla, llevarle flores, invitarla a cenar, Etc.

En pocas palabras, tuve que hacer mi trabajo.

La Mejor formula de predecir el futuro es creándolo

Ciertamente lo que me dijo la vidente era cierto, pero:

¿Y el trabajo que yo hice en mi, antes de conocer a mi esposa no cuenta?

Y ¿El trabajo que yo hice después de conocer a quien es mi esposa no cuenta?

Hubo todo un proceso y un trabajo muy consciente para yo llegar al matrimonio.
Es por eso que digo: “yo cree las condiciones para oler a matrimonio”.

Que una vidente haya captado a través de las cartas o a través de lo que sea, en lo que yo estaba trabajando, no quiere decir que las condiciones se dieron solas.

Muchas veces cuando queremos ver el futuro nos vamos detrás de los horóscopos, los signos, los políticos, psicólogos, gurúes y afines para ver nuestro futuro, pero sin trabajo no hay magia.

Lo que yo he visto es que detrás de cada logro exitoso existe un trabajo, que quizá no se conoció.

Yo veo que hay héroes anónimos, creando un mejor futuro en todos lados.
Personas que a pesar de las condiciones , están entregando su mejor esfuerzo.
Creo en esa gente, los que hacen el futuro con la mejor de sus sonrisas dibujada su cara.

Mi conclusión final con respecto a la bruja que predijo mi futuro.
Ella no predijo nada, simplemente confirmó que yo estaba andando por el camino correcto.

¿Cómo lo hizo?

Todavía no lo se.

Si te gustó, compartelo en las redes.

Si tienes un comentario colócalo allí, abajo.

Gracias

René Torres

 

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.